Prohibir está feo y se entiende mal. Incluso entre los perros

Prohibir está feo y se entiende mal. Estos inteligentes perros se están quedando absortos ante un cartel que no entienden. Y son inteligentes pues hablan y todo. Necesitan más perros para entender lo que les prohíben. ¿Qué les prohíben? ¿Ser perros? ¿Estar de pie?

En el texto el viñetista nos dice en boca de algún perro: "Propongo que vengan más perros y nos lo expliquen, a ver si alguno lo entiende"

Nota. : La viñeta es de Oros, de El País

Está prohibido reflexionar, nos han ganado

Ya nadie valoramos la filosofía como ella se esperaba cuando la creamos entre todos nosotros. Vamos ahora a lo práctico, a lo rápido, sin devaneos ni dudas, sin esperas para recapacitar. Hay que atacar a la vida y conquistarla o morir por ella. Por disolución de la sociedad filosófica y con rápida liquidación total y final, antes de cerrar totalmente, queremos venderla a unos precios fabulosos. Sabemos que aun así, nadie nos la va a comprar. Nada como saber que no tenemos futuro, si observamos que nadie quiere ya adquirir conocimientos. Está prohibido reflexionar. Han sido 2.500 años de reflexión para nada, pues no nos la merecemos. Dejemos ya de pensar, nos han ganado.

Tener la casa excesivamente abierta es peligroso para la salud mental

A veces, sólo a veces, tener la casa excesivamente abierta es peligroso para la salud mental. Un huésped alegre y feliz, no es una carga para nadie. Pero a veces molesta lo suficiente como para tener que trabajar más de lo habitual.

¿Hay que aprender a morir?

Alejandro Jodorowky, artista chileno en su más amplia acepción, ha dejado en una entrevista estas respuestas que reproduzco.
-----------

Pregunta: Alejandro Jodorowsky, ¿qué es lo peor de cumplir años, de hacerse viejo?
Respuesta: Hay un texto hindú que dice: "Envejecer no es una humillación. Te desprendes de todo, y cuando te desprendes de todo, te conviertes en una mariposa resplandeciente". Yo me voy desprendiendo de los dientes, del pelo, de la belleza juvenil, de la energía, de acciones inútiles, de palabras inútiles, de amarras sexuales y emocionales totalmente inútiles, de ambiciones inútiles…

P: Hay gente que cumple años y no va desprendiéndose de nada.
R: Porque estamos acostumbrados a que nos den y no a buscarnos. Algunos siempre buscan fuera lo que solo se puede encontrar dentro.

P: ¿Para llegar a ser lo que se es, entonces, hay que, como dice uno de sus cuentos, "aprender a morir", en eso consiste este juego?
R: Somos la gota que vuelve al océano: fue gota un tiempo y, glups, volvió al océano. Hay que aprender a soltar el yo. En lo posible, porque es fuerte...: cuando yo estaba en el hospital esperando que me cosieran, bien que me aferraba a mí, a Jodorowsky con la cabeza rota... Pero es así. Hay que aprender a morir, saber que esto termina. Cuando lo sabes es cuando te metes en el presente y aprendes a vivir.